Reunión en Fiscalía General del Estado

Esta semana hemos mantenido una reunión en la Secretaría técnica de la Fiscalía General del Estado.

Es una más de las reuniones periódicas que mantenemos con quienes cambian las leyes, las aplican o crean opinión pública para cambiarlas.

En representación de nuestra asociación acudió nuestra vicepresidenta, Doina Polonica.

Hemos tratado los temas que nos afectan y en los que el fiscal, abogado de los menores, tiene competencias.

Esto es, los hijos. Tanto los hijos propios como los que nuestros maridos tuvieron con sus anteriores esposas.  Cambiar la legislación, atribución de la vivienda, pensión de viudedad y los demás temas que nos afectan no son competencia del fiscal.

Nos hemos extendido sobre el trato de ciudadanos de segunda categoría que nuestros hijos reciben en comparación con el que se da a sus hermanos fruto del anterior matrimonio. El injusto reparto de bienes y nivel de vida entre los hermanos por el simple hecho de ser hijos de madres distintas.

Hemos hecho hincapié en los numerosos casos en que los hermanos tienen un contacto mínimo o inexistente por la oposición y mala fe de sus madres. “Madres” que con tal de hacer daño a sus exmaridos no dudan en perjudicar a sus propios hijos y a sus hermanos, nuestros hijos.

También hemos tratado sobre la difícil relación con nuestros hijastros, normalmente alienados por sus madres, que nos impide una relación normal con ellos. Llegando a extremos insostenibles en las ocasiones en que nos quedamos al cargo de ellos al ser nosotras el adulto responsable.

Hemos insistido en la injusticia de perder la relación con esos niños cuando nuestros maridos fallecen. Este alejamiento normalmente es por decisión de sus madres y no por la de los niños. Le hemos explicado lo injusto de la negativa de los jueces a mantener la relación afectiva entre madrastra e hijastros con el peregrino argumento de que no hay vínculo sanguíneo ni contrato legal al haber fallecido el padre/marido. Aunque ese argumento lo obvien para repartir la pensión de viudedad.

Creemos que la reunión ha sido productiva pues la fiscal es consciente de que nuestras quejas son razonadas y de que pueden ser asumidas y defendidas sin problemas en los juicios por el Ministerio fiscal, el “abogado de los menores”.

Seguiremos manteniendo reuniones para exponer nuestras quejas e intentar solucionar los problemas.

Deja un comentario