El Convenio con los países árabes

 

El Convenio sobre Seguridad Social entre España y Marruecos de 1982 estableció que la “pensión de viudedad por un trabajador marroquí será distribuida en su caso, por partes iguales y definitivamente entre quienes resulten ser, conforme a la legislación marroquí, beneficiarias de dicha prestación”. Y la legislación marroquí admite el matrimonio con una segunda esposa, siempre que esta conozca la situación. Años más tarde, el convenio de Seguridad Social con Túnez incluye idéntica disposición, aunque en este país la poligamia ya se ha prohibido.


Conviene recordar que en el caso de los divorcios o separaciones en matrimonios monógamos -los legales en España- la pensión también se prorratea, pero en función del tiempo de convivencia, estableciendo de hecho la poligamia entre españoles. Hay una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, año 2002, que estimó el derecho de dos mujeres senegalesas, viudas de un ciudadano senegalés que trabajaba legalmente en Galicia y que falleció en accidente de tráfico. El fallo obligó al Instituto de la Seguridad Social a abonar la pensión de viudedad a las dos “viudas”.

La Asociación segundas esposas lleva años denunciado el referido convenio con Marruecos. Ningún político ha tenido valentía de cambiar nada. Estamos denunciando como está la legislación española en lo relativo a pensión de viudedad con respecto a los españoles pues da por buena la poligamia pese a estar prohibida por el Código Civil y sancionada por el Código Penal. Denunciando cómo nos tratan a las que nos casamos con un divorciado. ¡Y que nadie diga nada! Y que porque son árabes haya protestas y tengamos que ver tamaña cantidad de comentarios. ¡Qué vergüenza! ¡Que no luchemos por lo nuestro o por lo menos apoyemos a las que lo hacen! ¡Qué vergüenza!

Blaia G. Guerrero

Deja un comentario